El café es un ritual

El mundo del café está cambiando. Es un hecho real. La gente ya no consumimos de la misma forma y nos permitimos el lujo de juzgar porque hemos aprendido a diferenciar sabores, ya sabemos cuando un café está malo y bueno, amargo, suave, fuerte…

También al pasar más tiempo en casa podemos comprar un café mejor que los que ofrecen en locales adaptados a ello y por un precio inferior… tenemos la posibilidad de elegir, de saber lo que consumimos. Ya no es necesario que preparemos una cafetera y que sobre café para una persona, ahora gracias a las cápsulas de café podemos consumirlo de una forma fácil, limpia y rápida.

El consumidor se ha dado cuenta de la amplia gama de café que está a su disposición. Ha decidido indagar, probar, comparar, desechar y aconsejar.
Nuestra vida va rápido al igual que la forma de consumir cualquier producto y el café ha pensado en lo que quiere el consumidor.

 

Deja una respuesta