¿Por qué debes apostar por capsulas de café compostables?

Las cápsulas de café han supuesto una auténtica revolución. Un sabor y aroma muy conseguidos, un formato cómodo y rápido y ahora cápsulas compatibles realmente conseguidas. No obstante, no es oro todo lo que reluce si ponemos el foco en el aspecto medioambiental.

El tremendo boom comercial de este sistema de cápsulas está repercutiendo de forma negativa en nuestro entorno. Y es que estas cápsulas requieren de importantes recursos para su fabricado, generando así excesivos desechos. En otras palabras, son complicadas de reciclar debido a su composición: mezcla de plástico y aluminio. Hablamos de unos 6 gramos de café por 3 de envoltorio, un auténtico derroche.

Para hacernos una idea del impacto real en nuestro ecosistema, si sumáramos todos los envases fabricados por la empresa líder en envases del mundo en tan solo un año lograríamos dar hasta doce veces la vuelta a la tierra, una auténtica barbaridad. Y el problema más importante es que la gran parte de plantas reciclables son incapaces de reciclar todo este embalaje, haciéndolo sumamente insostenible.

¿Cuáles son las soluciones? Dejando de lado hacer la vista gorda a esta problemática, las alternativas pasan por dos vías de escape. Una es volver a la cafetera tradicional, abandonar el sistema de cápsulas, con todo lo que ello respecta. Una conclusión un poco utópica debido a la penetración de las cápsulas de café en la sociedad y a la comodidad que estas aportan.

La otra solución, mucho más viable y responsable, es apostar por capsulas de café compostables. De esta manera lograremos disfrutar de la comodidad de las cápsulas respetando al máximo el medioambiente.

En Coffee Prod somos muy conscientes de la importancia de trabajar con productos respetuosos con nuestro entorno. Por ello, no solo comercializamos cápsulas compatibles de café biodegradables, sino que, además, trabajamos solo con café producido de la forma más natural, sin usar pesticidas ni fertilizantes sintéticos, respetando el ecosistema donde se desarrolla el producto.