Propiedades del café

Si hay algo que destacar de la segunda bebida más consumida en todo el mundo, son las propiedades que nos aporta el café. Sin importar la variedad, gusto, textura o intensidad, el café siempre ha sido reconocido como algo más que una simple bebida.

El origen de los primeros granos de café tiene lugar en Etiopía y en la Península Arábiga, y desde entonces su aroma, sabor y su efecto estimulante han formado parte de la cultura general del mundo entero. Existe una gran variedad de diferentes tipos de café, propios de diversas culturas y países alrededor del mundo que han creado un símbolo identificativo de cada región.

Una de las propiedades que más destaca del café, son los beneficios que aporta su consumo diario para la salud. Muchos estudios e investigaciones de las entidades científicas más importantes del mundo han demostrado que el hecho de tomar una taza de café al día nos protege de padecer enfermedades neurodegenerativas en un futuro y que, gracias a sus propiedades nutritivas, también nos ayuda a mantener una dieta sana y equilibrada.

Además de proporcionar un sabor y textura incomparable, el café tiene su aplicación como analgésico para los dolores musculares en general y como previsor de sufrir un problema cardiovascular. Es decir, su consumo reduce las posibilidades de tener un infarto, según investigadores del Beth Israel Deaconess Medical Center y la Escuela de Salud Pública de Harvard (EE.UU.)

Desde la Universidad de Indiana Bloomington (Estados Unidos) también se ha demostrado que consumir café puede llegar a evitar padecer alzhéimer. Mientras que, de acuerdo con una revisión de estudios publicada en JAMA, el café también es un magnífico protector contra la diabetes.

Como puedes observar, el café puede ser la mejor opción para añadir a la rutina de tu día a día. Porque empezar la mañana con una taza de café, cambia la perspectiva para afrontar la jornada y nos da la energía necesaria para ser lo más productivos en nuestra vida.