¿Sigues pensando que el color del grano y el grado de cafeína están relacionados?

¿Sigues creyendo que la intensidad del café y el color de su grano implican un mayor grado de cafeína? Se tiende a asociar la tonalidad del café con el grado de cafeína que comporta cada variedad. Cierto es que las corporaciones cafeteras relacionan los colores más oscuros a los sabores más intensos y fuertes, mientras que los tonos más claros pertenecen a aromas más suaves. Pero ¿realmente el color del grano es directamente proporcional a la cantidad de cafeína que acumula?

Esta relación no siempre se cumple. La cafeína es una sustancia con efectos estimulante que desencadena consecuencias beneficiosas en nuestro organismo, así como también adversas para la salud. No solo la encontramos en el café, el té o las bebidas energéticas también cuentan con esta propiedad.

Se tiende a asociar la intensidad del aroma, color y sabor con la graduación de cafeína. Lo cierto es que no tiene nada que ver. Y es que tanto el café de tueste claro como el oscuro tienen aproximadamente la misma cantidad de cafeína.

También se especulaba que el tiempo del proceso de tostado del café y el grado de calor consumía la cafeína. Algo que recientemente se desmintió, dado que exponer el grano a más calor deshidrata los granos y hace que estos encojan. Pero no influye en nada en el grado de cafeína.

Por tanto, la cafeína no obedece ni al tostado, ni a la temperatura, ni al color. Depende directamente del origen del grano y de la composición de su mezcla. A nada más.

En Coffee Prod trabajamos tanto con variedades con cafeína como con cafés descafeinados, tanto en grano como molido y en cápsulas.