Estudiando con café

 

Estudios realizados por la Universidad John Hopkins demuestran que tiene más efectividad el consumo de café después de ejercitar la memoria que antes, como se suele hacer, dado que la cafeína actúa sobre la capacidad de recordar. Es la primera vez que se comprueba que la cafeína ayuda a reducir el olvido después de saborear la taza.

La cafeína puede potenciar la memoria 24 horas después de haberla consumido.

También, la cafeína nos mantiene más despiertos porque neutraliza una molécula del cerebro, la adenosina.

Gracias a la cafeína se consigue el “patrón de separación”, que se trata e una técnica que se consigue distinguir dos escenas similares o imágenes parecidas.

Por lo que corrobora las investigaciones que corroboran que el café ayuda a que el alzheimer no aparezca. Se asocia a un envejecimiento saludable y un efecto protector en enfermedades de este tipo y otros.

Como todo, hay que consumirlo bajo unos patrones y un rango. Todo exceso es perjudicial y el café en exceso puede provocar ansiedad y reducción del rendimiento en lo que a la memoria se refiere.

Desde Coffee Productions, os damos fuerza a base de café pero recordamos que no es la fórmula del conocimiento, únicamente ayuda a memorizar mejor. Es decir, el acto de estudio debe de ser previo.

*Imagen obtenida a través de Pinterest

 

Deja una respuesta