Tag Archives: café y emprendimiento

Embalajes sostenibles de café.

La sostenibilidad se ha convertido en uno de los requisitos más relevantes y necesarios en las distintas industrias incluida la del café la cual en los últimos años, ha incurrido en alternativas mas verdes y amigables con el medio ambiente.

En 2018, la ONU pronosticó en ese entonces que si el consumo y la gestión de los residuos no cambiaban, para el 2050 habrá unos 12.000 millones de toneladas de residuos plásticos en el mundo.

Si bien los empaques desechables son una gran amenaza para el ecosistema mundial, los fabricantes han venido implementando alternativas que minimizan el uso y desecho de dichos empaques pero además se han buscado materiales no fósiles así como el reciclaje de los que ya están en circulación.

En Coffee Productions estamos comprometidos con nuestro entorno desarrollando nuestra Línea Ecológica a partir de técnicas y procesos respetuosos con el medio ambiente pero también asumiendo de forma activa y voluntaria nuestra contribución al mejoramiento ambiental y social.

¿Qué es un embalaje sostenible?

Debido a la naturaleza porosa del café, este absorbe la humedad muy fácilmente y por ello es necesario que un empaque sea hermético y con una estructura multicapas con baja permeabilidad, garantizando la conservación del café que lo contiene.

El material más viable para esto es el satanizado polietileno, pero no todo está perdido. Una alternativa es hacer la separación adecuada de residuos y tirarlo al contenedor adecuado pero la otra es asegurarse que sean elaborados con materiales biodegradables o compostables.

Entonces ¿qué embalajes son los mas amigables?

En la actualidad hay muchas alternativas de van desde el embalaje del café al por mayor hasta el packaging para el consumidor final que son elaborados a partir de fécula de maíz, caña de azúcar, celulosa y pulpa de madera.

Estos son los más usados para el embalaje:

1. Big Bag.

Son una excelente alternativa para usar en lugar de los sacos de café. Los Big Bag son envases para residuos que almacenan, mantienen y transportan tanto productos a granel como desechos para su eliminación.

Son embalajes flexibles con forma de bolsa grande, de ahí su nombre “big-bag” y destacan principalmente por su resistencia y su practicidad, ya que soportan mucho peso y son un tipo de embalaje muy sencillo pero a su vez muy práctico.

La fortaleza del Big Bag radica en que son ideales para reciclar y reutilizar. La mayoría son enviadas a las empresa fabricadoras para ser reparadas y reincorporadas nuevamente al mercado.

2. Envases reciclables.

Los más populares y mencionados desde que empezó el consumo sustentable y se refiere los envases que tienen el potencial de ser transformados y reincorporados para crear unos nuevos u otros productos, consiguiendo tener más de una vida útil y así generar una economía circular.

En teoría esto es lo ideal pero hay que prestar mucha atención con la publicidad engañosa o el llamado “greenwashing” que pretende cambiar la percepción negativa de las audiencias hacia las empresas mediante una ‘falsa’ responsabilidad social empresarial que no llega a verse nunca ni en las políticas ni en la cultura de la compañía. 

3. Envases biodegradables.

Son las más usadas para el consumo directo. Para que un envase sea considerado biodegradable debe ser fabricado ya sea por su origen o por su compatibilidad, con materiales que permitan su degradación sin necesidad de los rayos ultravioletas del sol pero además no deben contener ningún tóxico que contamine luego de su degradación ya que que es su principal ventaja sobre cualquier tipo de envase plástico.

Los plásticos biodegradables requieren entre año y medio y tres años para desaparecer y ser absorbidos por la naturaleza.

4. Cartón FSSC.

El cartón es el material de moda en los últimos tiempos tanto por su aspecto cálido como por la connotación de ser ecológico. Pero en la industria alimentaria el cartón que se use no puede ser cualquiera. Debe ser un cartón que cumpla con las normas de inocuidad establecidas y la certificación FSSC es un buen indicativo de ello.

La certificación FSSC está diseñada para compañías que fabrican materiales de empaque para alimentos, incluyendo impresión, papel, plástico, metal y vidrio.

Estas auditorías son llevadas a cabo por profesionales experimentados en seguridad alimentaria capacitados específicamente en las normas FSSC 22000 para fabricantes de envases.

Si decides ampliar tu marca de café con alguna alternativa más amigable y sostenible, no dudes en contactarnos. En Coffee Productions te brindaremos la asesoría necesaria para que tu empresa esté alineada a la sostenibilidad y responsabilidad ambiental.

Clases de cápsulas compatibles.

Además del café molido y en grano, en Coffee Productions somos especialistas en desarrollar cápsulas de café que se adaptan a las necesidades de tu marca.

Tras el confinamiento el consumo de cápsulas de café se ha incrementando considerablemente. Según un reciente estudio sobre tendencias globales después de bebidas después del COVID-19 realizado por la Consultora de mercados Euromonitor International, este año el incremento será de un 8.27% en volumen con respecto al 2019, nada mal para ser una época en la que muchos industrias y categorías han sufrido los estragos de la pandemia.

Si deseas implementar tu marca o crear una nueva a partir de las cápsulas de café, nos encantaría ser parte de tu equipo para asesorarte y para ello queremos que conozcas las opciones que desarrollamos en Coffee Productions si decides emprender con tu propia marca de cápsulas de café o si deseas ampliar tu línea de productos.

Cápsulas de plástico.

Nuestras cápsulas son compatibles con el sistema Nespresso®*, tiene la base flexible y es completamente hermética.

Las cápsulas de plástico tienen la ventaja que son más económicas y se adaptan a más máquinas similares por tener la base flexible. Además guarda a la perfección las propiedades de su contenido y no dañan las máquinas de café.

Cápsulas de aluminio.

Son compatibles con el sistema Nespresso®*, pero además son reciclables, tienen la base flexible y completamente herméticas.

Son una opción premium, ideales para cafés de gran calidad porque mantiene de forma duradera las propiedades organolépticas tales como: el sabor, la textura, el olor y el color de la bebida.

Como valor agregado estas cápsulas son reciclables, es decir que las puedes tirar al contenedor de basura color amarillo. Adicional te damos la buena noticia que en Valencia, España, ya se pueden depositar en la basura amarilla para reciclaje, de hecho es la primera ciudad en España que reciclará aluminio y acero ligero en el contenedor amarillo

Cápsulas compostables.

En Coffee Productions tenemos un compromiso con el medio ambiente y con nuestro entorno. Por ello, nuestras línea de cápsulas ecológicas reafirman nuestro responsabilidad como fabricantes ya que son desarrolladas a partir de procesos sustentables.

Son fabricadas con materiales renovables en su mayoría de origen vegetal 100% biodegradables es decir que se puede tirar la cápsula en el contenedor de basura orgánica porque se descomponen a los 90 días de desecharlas, en condiciones de compostaje industrial.

Siendo coherentes son el envase, nuestra cápsulas compostables suelen ir acompañadas de nuestro café ecológico, el mismo que producimos sin usar pesticidas ni fertilizantes sintéticos, respetando el ecosistema, logrando obtener en conjunto un producto ideal y responsable con el medio ambiente.

Al igual que nuestras cápsulas de aluminio son compatibles con el sistema Nespresso®*, tienen la base flexible y son completamente herméticas.

Cápsulas convencionales

Nuestras cápsulas convencionales con patente propia son compatibles con el sistema Dolce Gusto®*, tienen la base flexible y tenemos una amplia variedad de café como el espresso, descafeinados, cortado, capuchino y ¡chocolate!.

Si tienes algún proyecto en mente, no dudes en contactarnos, que con mucho gusto buscaremos la forma de ayudarte y orientarte con tu marca.

(*Marca de una compañía no relacionada con Coffee Productions, S.L.)

Como crear tu marca de café, emprender en tiempos difíciles.

El café es la tercera bebida más consumida en el mundo, solo por debajo del té y del agua y encima del vino, el chocolate y las sodas.

Esto quiere decir que es si bien es un mercado masivo, debes tener encuentra que si decides emprender y vivir de tu propia marca de café debes ser competitivo.

Lo primero que debes analizar es si quieres dedicarte a cultivarlo, a distribuirlo o a vendedor

Cultivar el café.

Para esto debes ser o convertirte en caficultor. Toma tiempo aprender sobre esto, es decir que si aún no lo has hecho, debes estudiar acerca de la siembra adecuada de la planta de café para obtener una materia prima ideal.

Distribuidor de café.

Tu papel es de un intermediario entre el productor o fabricante del café y un cliente o consumidor final. Un distribuidor de café es un emprendedor comprometido con los resultados de sus clientes, los cuales, en definitiva, redundará en buenos resultados para el distribuidor también.

Comercializador de café.

Si te quieres dedicar ya sea a venderlo directamente para el consumo final. Por ejemplo en un supermercado, tienda o en tu propio restaurante, bar o cafetería.

Una vez tengas definido a que actividad te quieres enfocar para convertiste en un emprendedor te recomendamos seguir las siguientes pautas:

1. Calidad y coste.

Analiza la calidad y el coste y establece un balance entre ambos. Un cliente exigente y conocedor, sin duda alguna, está dispuesto a pagar por la calidad del café y apreciará características como el tipo y el tamaño de grano, el tiempo que toma de diluirse en el agua y el tiempo de tostado, los mismos que serían menos relevantes si decides emprender con productos derivados del café como: tortas, galletas, chocolates y hasta productos de cuidado personal.

2. Dale un valor a tu marca.

Las marcas valiosas son aquellas que más valores intangibles tienen para sus consumidores. El valor de una marca está amparado en los valores que esta construye. Los valores que puede transmitir una marca son infinitos por eso te recomendamos enfocarte en aquellos que están alineados con tus valores. Tu eres la cabeza de tu propia marca y lo más destacable que tiene las marcas de emprendedores es que por lo general, nacen con la esencia de sus creadores.

3. Busca diferenciarte.

Es un factor primordial para tener recordación y diferenciarse de la competencia. Para ello debes investigar y conocer muy bien sobre tu audiencia o público objetivo. Las grandes marcas de consumo masivo, invierten millones de euros en estudios de mercado para lograr encontrar ese conjunto de diferencias que te volvería relevante frente a la competencia.

Pero si por el contrario, eres un emprendedor te recomendamos enfocarte en un nicho, es decir en un público objetivo reducido, lo cual no quiere decir que por ser pequeño no tendría rentabilidad. A veces sucede que, al ser tan exclusiva, tu marca puede volverse un buen referente para otras y así podrás crecer, e incluso expandir tu marca, con líneas y referencias nuevas.

4. El storytelling.

Crea una historia alrededor de tu marca. Por la naturaleza de su creación, las marcas emprendedoras enganchan a sus audiencias conectando emocionalmente con sus consumidores a través historias o vivencias. Estas deben ser creíbles, tocando la fibra de las personas y moverse entre lo racional y lo instintivo, generando una relación más robusta que una simple emisión del mensaje.

El storytelling por lo general, va ligado a los valores de una marca, y se construye a través de el nombre, la historia y la imagen.

5. Construye una marca.

Se firme frente a lo que te has planteado. Para que tu marca sea exitosa, debe estar alineada a tus principios. Construir una imagen de marca toma su tiempo, sé paciente. Periódicamente, analiza si estas siendo consistente y puedes buscar asesoría de un profesional si tienes duda pero no abandones fácilmente la idea de emprender, en estos tiempos mientras unos pueden ver el panorama un poco obscuro, para ti ¡puede ser una gran oportunidad!