Tag Archives: cafe

El Café, un commodity en el Mercado de Futuros.

El café es un producto bastante interesante para comercializar según los indicadores en las Bolsas ya que durante años, este producto agrícola ha atraído la atención de inversionistas y comerciantes internacionales que buscan añadir un crecimiento y una diversificación sustanciales a sus carteras.

Se estima que solo las exportaciones de café mueven más de 20 mil millones de dólares al año a nivel mundial, concentrados en el Mercado de Futuros buena parte de estas transacciones y convirtiéndolo en el primer producto agrícola intercambiado a nivel internacional en términos de volúmenes.

Un poco de historia.

En el año 1882 el café se estableció en el Mercado de Futuros, cuando los comerciantes crearon el Coffee Exchange de Nueva York para poner orden en los precios de la industria. Actualmente, además del mercado de Nueva York, se puede negociar con futuros de café en NYSE Euronext (Euronext), New York Mercantile Exchange (NYMEX), Intercontinental Exchange (ICE) y Tokyo Grain Exchange (TGE).

El café, un commodity muy atractivo.

El café es un producto producidos o ya existentes de forma natural (con o sin procesamiento) en grandes cantidades que ha adquirido un valor relevante a nivel productivo y comercial.

Clasificado como un commodity Soft, a la par de otros producto o materias primas como el algodón, azúcar y el cacao, lo interesante del mercado del café es que hoy en día, tiene un valor de más de 100 mil millones de dólares anuales y con lo mejor es que se prevé una demanda en crecimiento.

¿Cómo se asegura el proceso de la transacción entre un comprador y un vendedor?

Las cámaras de compensación actúan como terceras partes en todos los contratos en el Mercado de Futuros de futuros y opciones, ya sea como compradores para todos los vendedores en el mercado y como vendedores para todos los compradores en el mercado.

¿Por qué es tan atractivo?

El café se deriva de una planta que se cultiva en más de 50 países, todos con climas tropicales y subtropicales. Brasil es el principal productor, proporcionando alrededor del 35% del café cultivado en el mundo, seguidos por Vietnam y Colombia. Algo que tienen en com un los países que tienen economías inestables.

Por otro lado, los principales importadores países como los Estados Unidos, la Unión Europea, Japón, Canadá y Corea del Sur. Sólo en los Estados Unidos, el impacto económico del café supera los 225.000 millones de dólares y representa aproximadamente el 1,6% del PIB total del país. Se estima que la industria del café representa 1,7 millones de empleos en los Estados Unidos.

Hay varias razones importantes para comerciar con el café, siendo estas las más comunes:

Diversificación.

La presencia del café en una cartera de sólo capital puede reducir la volatilidad debido a la ausencia de una correlación entre este producto básico y otras clases de activos.

Materias primas.

Pueden servir de refugio seguro en tiempos de crisis económica mundial y de incertidumbre  en los mercados, proporcionando a los operadores protección contra la inflación y la caída del dólar estadounidense.

Los precios.

Los productos básicos podrían ser muy volátiles, experimentando fuertes oscilaciones de precios. Operar con CFDs de café es una forma de intentar sacar provecho de las drásticas fluctuaciones del precio de la plata,  requiriendo cierta consideración debido a la alta volatilidad ocasional del mercado y a la amplia gama de productos disponibles, desde derivados de café, hasta acciones de aquellas empresas que se dedican a esta industria.

Esperamos que estas líneas hayan servido para ofrecerte algunas ideas y enfoques prácticos para invertir o hacer transacciones para comercializar con café que está en auge y si tienes más inquietudes no dudes en contactarnos.

Visita nuestra página CoffeeGold.

Embalajes sostenibles de café.

La sostenibilidad se ha convertido en uno de los requisitos más relevantes y necesarios en las distintas industrias incluida la del café la cual en los últimos años, ha incurrido en alternativas mas verdes y amigables con el medio ambiente.

En 2018, la ONU pronosticó en ese entonces que si el consumo y la gestión de los residuos no cambiaban, para el 2050 habrá unos 12.000 millones de toneladas de residuos plásticos en el mundo.

Si bien los empaques desechables son una gran amenaza para el ecosistema mundial, los fabricantes han venido implementando alternativas que minimizan el uso y desecho de dichos empaques pero además se han buscado materiales no fósiles así como el reciclaje de los que ya están en circulación.

En Coffee Productions estamos comprometidos con nuestro entorno desarrollando nuestra Línea Ecológica a partir de técnicas y procesos respetuosos con el medio ambiente pero también asumiendo de forma activa y voluntaria nuestra contribución al mejoramiento ambiental y social.

¿Qué es un embalaje sostenible?

Debido a la naturaleza porosa del café, este absorbe la humedad muy fácilmente y por ello es necesario que un empaque sea hermético y con una estructura multicapas con baja permeabilidad, garantizando la conservación del café que lo contiene.

El material más viable para esto es el satanizado polietileno, pero no todo está perdido. Una alternativa es hacer la separación adecuada de residuos y tirarlo al contenedor adecuado pero la otra es asegurarse que sean elaborados con materiales biodegradables o compostables.

Entonces ¿qué embalajes son los mas amigables?

En la actualidad hay muchas alternativas de van desde el embalaje del café al por mayor hasta el packaging para el consumidor final que son elaborados a partir de fécula de maíz, caña de azúcar, celulosa y pulpa de madera.

Estos son los más usados para el embalaje:

1. Big Bag.

Son una excelente alternativa para usar en lugar de los sacos de café. Los Big Bag son envases para residuos que almacenan, mantienen y transportan tanto productos a granel como desechos para su eliminación.

Son embalajes flexibles con forma de bolsa grande, de ahí su nombre “big-bag” y destacan principalmente por su resistencia y su practicidad, ya que soportan mucho peso y son un tipo de embalaje muy sencillo pero a su vez muy práctico.

La fortaleza del Big Bag radica en que son ideales para reciclar y reutilizar. La mayoría son enviadas a las empresa fabricadoras para ser reparadas y reincorporadas nuevamente al mercado.

2. Envases reciclables.

Los más populares y mencionados desde que empezó el consumo sustentable y se refiere los envases que tienen el potencial de ser transformados y reincorporados para crear unos nuevos u otros productos, consiguiendo tener más de una vida útil y así generar una economía circular.

En teoría esto es lo ideal pero hay que prestar mucha atención con la publicidad engañosa o el llamado “greenwashing” que pretende cambiar la percepción negativa de las audiencias hacia las empresas mediante una ‘falsa’ responsabilidad social empresarial que no llega a verse nunca ni en las políticas ni en la cultura de la compañía. 

3. Envases biodegradables.

Son las más usadas para el consumo directo. Para que un envase sea considerado biodegradable debe ser fabricado ya sea por su origen o por su compatibilidad, con materiales que permitan su degradación sin necesidad de los rayos ultravioletas del sol pero además no deben contener ningún tóxico que contamine luego de su degradación ya que que es su principal ventaja sobre cualquier tipo de envase plástico.

Los plásticos biodegradables requieren entre año y medio y tres años para desaparecer y ser absorbidos por la naturaleza.

4. Cartón FSSC.

El cartón es el material de moda en los últimos tiempos tanto por su aspecto cálido como por la connotación de ser ecológico. Pero en la industria alimentaria el cartón que se use no puede ser cualquiera. Debe ser un cartón que cumpla con las normas de inocuidad establecidas y la certificación FSSC es un buen indicativo de ello.

La certificación FSSC está diseñada para compañías que fabrican materiales de empaque para alimentos, incluyendo impresión, papel, plástico, metal y vidrio.

Estas auditorías son llevadas a cabo por profesionales experimentados en seguridad alimentaria capacitados específicamente en las normas FSSC 22000 para fabricantes de envases.

Si decides ampliar tu marca de café con alguna alternativa más amigable y sostenible, no dudes en contactarnos. En Coffee Productions te brindaremos la asesoría necesaria para que tu empresa esté alineada a la sostenibilidad y responsabilidad ambiental.

Clases de cápsulas compatibles.

Además del café molido y en grano, en Coffee Productions somos especialistas en desarrollar cápsulas de café que se adaptan a las necesidades de tu marca.

Tras el confinamiento el consumo de cápsulas de café se ha incrementando considerablemente. Según un reciente estudio sobre tendencias globales después de bebidas después del COVID-19 realizado por la Consultora de mercados Euromonitor International, este año el incremento será de un 8.27% en volumen con respecto al 2019, nada mal para ser una época en la que muchos industrias y categorías han sufrido los estragos de la pandemia.

Si deseas implementar tu marca o crear una nueva a partir de las cápsulas de café, nos encantaría ser parte de tu equipo para asesorarte y para ello queremos que conozcas las opciones que desarrollamos en Coffee Productions si decides emprender con tu propia marca de cápsulas de café o si deseas ampliar tu línea de productos.

Cápsulas de plástico.

Nuestras cápsulas son compatibles con el sistema Nespresso®*, tiene la base flexible y es completamente hermética.

Las cápsulas de plástico tienen la ventaja que son más económicas y se adaptan a más máquinas similares por tener la base flexible. Además guarda a la perfección las propiedades de su contenido y no dañan las máquinas de café.

Cápsulas de aluminio.

Son compatibles con el sistema Nespresso®*, pero además son reciclables, tienen la base flexible y completamente herméticas.

Son una opción premium, ideales para cafés de gran calidad porque mantiene de forma duradera las propiedades organolépticas tales como: el sabor, la textura, el olor y el color de la bebida.

Como valor agregado estas cápsulas son reciclables, es decir que las puedes tirar al contenedor de basura color amarillo. Adicional te damos la buena noticia que en Valencia, España, ya se pueden depositar en la basura amarilla para reciclaje, de hecho es la primera ciudad en España que reciclará aluminio y acero ligero en el contenedor amarillo

Cápsulas compostables.

En Coffee Productions tenemos un compromiso con el medio ambiente y con nuestro entorno. Por ello, nuestras línea de cápsulas ecológicas reafirman nuestro responsabilidad como fabricantes ya que son desarrolladas a partir de procesos sustentables.

Son fabricadas con materiales renovables en su mayoría de origen vegetal 100% biodegradables es decir que se puede tirar la cápsula en el contenedor de basura orgánica porque se descomponen a los 90 días de desecharlas, en condiciones de compostaje industrial.

Siendo coherentes son el envase, nuestra cápsulas compostables suelen ir acompañadas de nuestro café ecológico, el mismo que producimos sin usar pesticidas ni fertilizantes sintéticos, respetando el ecosistema, logrando obtener en conjunto un producto ideal y responsable con el medio ambiente.

Al igual que nuestras cápsulas de aluminio son compatibles con el sistema Nespresso®*, tienen la base flexible y son completamente herméticas.

Cápsulas convencionales

Nuestras cápsulas convencionales con patente propia son compatibles con el sistema Dolce Gusto®*, tienen la base flexible y tenemos una amplia variedad de café como el espresso, descafeinados, cortado, capuchino y ¡chocolate!.

Si tienes algún proyecto en mente, no dudes en contactarnos, que con mucho gusto buscaremos la forma de ayudarte y orientarte con tu marca.

(*Marca de una compañía no relacionada con Coffee Productions, S.L.)

Como crear tu marca de café, emprender en tiempos difíciles.

El café es la tercera bebida más consumida en el mundo, solo por debajo del té y del agua y encima del vino, el chocolate y las sodas.

Esto quiere decir que es si bien es un mercado masivo, debes tener encuentra que si decides emprender y vivir de tu propia marca de café debes ser competitivo.

Lo primero que debes analizar es si quieres dedicarte a cultivarlo, a distribuirlo o a vendedor

Cultivar el café.

Para esto debes ser o convertirte en caficultor. Toma tiempo aprender sobre esto, es decir que si aún no lo has hecho, debes estudiar acerca de la siembra adecuada de la planta de café para obtener una materia prima ideal.

Distribuidor de café.

Tu papel es de un intermediario entre el productor o fabricante del café y un cliente o consumidor final. Un distribuidor de café es un emprendedor comprometido con los resultados de sus clientes, los cuales, en definitiva, redundará en buenos resultados para el distribuidor también.

Comercializador de café.

Si te quieres dedicar ya sea a venderlo directamente para el consumo final. Por ejemplo en un supermercado, tienda o en tu propio restaurante, bar o cafetería.

Una vez tengas definido a que actividad te quieres enfocar para convertiste en un emprendedor te recomendamos seguir las siguientes pautas:

1. Calidad y coste.

Analiza la calidad y el coste y establece un balance entre ambos. Un cliente exigente y conocedor, sin duda alguna, está dispuesto a pagar por la calidad del café y apreciará características como el tipo y el tamaño de grano, el tiempo que toma de diluirse en el agua y el tiempo de tostado, los mismos que serían menos relevantes si decides emprender con productos derivados del café como: tortas, galletas, chocolates y hasta productos de cuidado personal.

2. Dale un valor a tu marca.

Las marcas valiosas son aquellas que más valores intangibles tienen para sus consumidores. El valor de una marca está amparado en los valores que esta construye. Los valores que puede transmitir una marca son infinitos por eso te recomendamos enfocarte en aquellos que están alineados con tus valores. Tu eres la cabeza de tu propia marca y lo más destacable que tiene las marcas de emprendedores es que por lo general, nacen con la esencia de sus creadores.

3. Busca diferenciarte.

Es un factor primordial para tener recordación y diferenciarse de la competencia. Para ello debes investigar y conocer muy bien sobre tu audiencia o público objetivo. Las grandes marcas de consumo masivo, invierten millones de euros en estudios de mercado para lograr encontrar ese conjunto de diferencias que te volvería relevante frente a la competencia.

Pero si por el contrario, eres un emprendedor te recomendamos enfocarte en un nicho, es decir en un público objetivo reducido, lo cual no quiere decir que por ser pequeño no tendría rentabilidad. A veces sucede que, al ser tan exclusiva, tu marca puede volverse un buen referente para otras y así podrás crecer, e incluso expandir tu marca, con líneas y referencias nuevas.

4. El storytelling.

Crea una historia alrededor de tu marca. Por la naturaleza de su creación, las marcas emprendedoras enganchan a sus audiencias conectando emocionalmente con sus consumidores a través historias o vivencias. Estas deben ser creíbles, tocando la fibra de las personas y moverse entre lo racional y lo instintivo, generando una relación más robusta que una simple emisión del mensaje.

El storytelling por lo general, va ligado a los valores de una marca, y se construye a través de el nombre, la historia y la imagen.

5. Construye una marca.

Se firme frente a lo que te has planteado. Para que tu marca sea exitosa, debe estar alineada a tus principios. Construir una imagen de marca toma su tiempo, sé paciente. Periódicamente, analiza si estas siendo consistente y puedes buscar asesoría de un profesional si tienes duda pero no abandones fácilmente la idea de emprender, en estos tiempos mientras unos pueden ver el panorama un poco obscuro, para ti ¡puede ser una gran oportunidad!

El café y el embarazo, es cuestión de no excederse.


¿Puedo seguir tomando café durante el embarazo?
Sin duda una de las interrogantes más frecuentes cuando llega la gran noticia que una mujer, será madre.


Durante décadas el consumo del café durante el embarazo no era recomendando pero siendo muy objetivos y basándonos en los recientes estudios, concluimos que ha sido no debemos exagerar ni tener miedo infundados acerca de lo perjudicial que puede ser el café para el organismo de una mujer en estado gestante.

Si teneís el hábito de tomar una o dos tazas de café diarias, todo seguirá igual pero si lo tuyo era, superar las tres tazas entonces es hora de que consideres un cambio en tu ingesta de café. Nuestra recomendación es que lo hagas gradualmente tal y como te lo vamos a explicar en el siguiente infográfico.

También debes tener en cuenta que medir la cantidad en tazas es algo complejo ya que depende de el tamaño de la taza y de lo concentrado del café. No es lo mismo un espresso italiano que café cortado o un carajillo, por ejemplo.

¿Qué dicen los estudios?

Estudios recientes indican que tomar más de 150 a 250 miligramos (de 1 a 2 tazas de café aprox.) de cafeína al día durante el embarazo deja de ser saludable ya que que el principal problema radica en que el organismo de una mujer embarazada tarda hasta 18 horas en eliminar los efectos de la cafeína en su cuerpo, mientras que una persona convencional lo hace máximo en 6 horas. Es decir que el estado de alerta es mucho mayor en el caso de una mujer embarazada.

De igual manera, recuerda que la cafeína también se encuentra en otros alimentos como: el té, el chocolate, gaseosas de cola, las bebidas energizantes e incluso algunos medicamentos pero no hay que preocuparse demasiado, recuerden que 250 miligramos de cafeína equivalen a: 5 tazas de té, 6 latas de refresco o 300 grms de chocolate.

¿Qué problemas puede traer el consumo excesivo de cafeína?

Tomar cantidades elevadas de cafeína durante el embarazo se ha asociado a algunos problemas que afecten directa e indirectamente a la madre y al feto. Entre ellas están:

  1. El crecimiento y el desarrollo del bebé
  2. Aumento del riesgo de aborto espontáneo.
  3. Gastritis y molestias estomacales.
  4. Somnolencia e irritabilidad.
  5. Estrés.

El café y la lactancia.

Cuando se comienza la etapa de la lactancia, la dieta de la mamá es mucho más flexible que la recomendada durante el embarazo y aunque en esta etapa, el café no se considera una bebida prohibida, debemos saber que el exceso de cafeína que contiene sí puede pasar al bebé través de la leche, llegando a percibir entre 7 y 10% de la cantidad que fue consumida por la mamá, por ello es importante que el consumo del café sea con moderación.


El hecho de que una mujer embarazada haya tomado una o dos tazas de café algún día, no quiere decir que su bebé tendrá problemas. El consumo de cafeína en pequeñas cantidades no traerá grandes problemas durante el embarazo, sin embargo, si una mujer consume cafeína debería comentarlo con su médico para conocer su opinión.

 

La historia del café

Como toda buena historia este producto deja al descubierto un extenso recorrido que comienza de Arabia hasta llegar a la bella Italia antes de adquirir el vocablo por el cual lo distinguimos en el idioma español: café.

Este producto nace de un árbol llamado cafeto. Y como las mejores viñas que producen el mejor vino tan solo en condiciones únicas, esta planta solo se produce en determinadas regiones situadas en climas subtropicales y en terrenos entre 600 y 1700 metros de altitud con clima caluroso y húmedo.

La semilla de este árbol se conoce como café, los cuales, tostados o molidos, son usados principalmente para preparar y tomar como infusión. El consumo de café se inició en Etiopía, donde se preparaban infusiones con sus hojas y frutos, mientras que los granos de café eran mascados. Curiosamente, en la actualidad los siguen mascando en territorios de África.

Los pueblos de religión y cultura musulmana jugaron un papel muy importante en la difusión del consumo del café y su cultivo fue muy importante, particularmente los árabes. La dispersión del café a Arabia ocurrió entre el siglo VIII y el siglo XIII y fueron los árabes quienes, hacia el siglo XV, lo consumieron primero.

Con la llegada de la Revolución Industrial, y en especial en el siglo XIX, se generaron los mayores avances en el procesamiento del café debido al auge de métodos mecánicos de tueste, molienda y preparación.

A principios del siglo XX se desarrollaron también métodos de conservación y empaque que permitieron desarrollar la expansión de su consumo a lo largo del siglo XX.

Recientemente, y gracias al desarrollo en tiendas de café, el consumo de este producto retomó uno de sus más importantes atributos, el de ser una bebida social, posicionándola entre los consumidores de las nuevas generaciones.

¿Cuál es el café más caro del mundo?

La civeta es un animalillo bastante curioso. Mamífero carnívoro de Asia y África de larga cola y cortas patas al que le gusta trepar por las plantas de café e ingerir sus mejores frutos. Y bien, si hablamos de café y dinero, ¿por qué estamos hablando de este animal?

009_002

Una vez la civeta ha digerido estos alimentos, sus defecaciones son oro para los granjeros que se encargan de llevar estos “granos” a una planta procesadora dónde, a continuación, se convertirán en el café más caro del mundo por el que en España pagamos 21 euros por 100 gramos, pero que en Estados Unidos puede llegar a alcanzar hasta 80 dólares una sola taza de este café “filtrado” a través de este animalillo, o lo que es lo mismo, 700 dólares el kilo.

Esta variedad llamada el kopi luwak o café de civeta, no tiene un origen agradable pero está muy valorado económicamente por su extraña procedencia. ¿Y de verdad vale lo que cuesta? Pues no te vamos a mentir, porque como en muchas otras cosas en esta vida, se paga la “experiencia” de haber probado este café. Aunque tampoco es un café desagradable, su sabor es neutro, suave y fácil de tomar, siempre y cuando no pienses mucho en el proceso de elaboración claro.

Su técnica no es única ya que actualmente se elaboran variedades de café que proceden también de excrementos de elefantes o de aves. El secreto, dicen, está en la fermentación que tiene lugar en el sistema digestivo de estos animales, que transforma el café confiriendo un sabor único.

Siempre es bueno probar nuevas experiencias, pero si este no es tu campo o simplemente no te atreves a ir un paso más allá, te recomendamos que des un vistazo a nuestra página y encontrar un producto que te convenza más.

Distintos formatos de consumo

La producción del café continúa creciendo hasta convertirse, ya en la actualidad, un estilo de vida para el consumidor. Esta bebida protagoniza el segundo puesto en la lista de las bebidas más consumidas del mundo y no es tan fácil de producir.

El coffea se caracteriza por ser el género más importante dentro de la familia de la gardenia debido a su importancia en el mercado y la rentabilidad económica de este. Pero dentro del coffea se pueden encontrar más de 20 especies y todas ellas provienen del África tropical y de islas contadas en el Océano Indico, donde resalta Madagascar.

Entre todas las especies, las más importantes y conocidas dentro del sector industrial serían la Arábica, Robusta y Libérica  entre los distintos formatos  más comunes se distingue el café verde en grano, el café en grano tostado, el café molido, el café instantáneo y las cápsulas de café compatibles y originales.

  • Café verde en grano: Este café es el grano natural, sin tostar, por lo que no se puede consumir hasta después del tueste.

 

El sabor de cualquier café dependerá de este proceso, hay diferentes tipos de tuestes y cada uno tiene un tiempo y una temperatura.

 

  • Café en grano tostado: Una vez tostado, solo quedará moler para poder prepararlo y cabe señalar que el sabor del café final también dependerá del grano molido (más o menos fino).

 

  • Café instantáneo: son todos aquellos que solo necesitarán agua caliente para poder ser consumidos, es uno de los métodos más fáciles junto con las cápsulas de café compatibles y originales.

 

  • Cápsulas de café: Este es el sistema más novedoso actualmente. Se caracteriza por ser dosis exactas de café, con lo que, se puede controlar la cantidad, su fácil uso y su ahorro económico para el consumidor. El único inconveniente es que todas ellas dependerán del tipo de cafetera que se tenga, a no ser que se compren cápsulas de café compatibles, las cuales, se podrán utilizar en todas las cafeteras sean de la marca que sean.

Café certificados: Rainforest, UTZ y Fairtrade

Los cafés certificados son una tendencia notable en la actualidad, los cuales representan beneficios económicos, sociales y medio ambientales, además de redundar en una mejor calidad del producto para el consumidor. De esta manera, todos los cafés certificados van enfocados a alcanzar la sustentabilidad.

En todas las certificaciones se encargarán de inspeccionar y vigilar las prácticas de cultivo, su proceso de trilla, almacenamiento y transporte, por lo que, es un soporte de calidad considerable para la empresa que los posee.

Para obtener este tipo de certificaciones se requiere que la finca cafetera tenga registros de las compras de insumos, mano de obra, volumen de café pergamino seco producido, facturas de venta y, por supuesto, haber cumplido con todos los requisitos del proceso que se ha comentado anteriormente.

Tres de los certificados más importantes serían el Café Rainforest Alliance, Café UTZ Certified y el café de comercio justo o FairTrade:

Cafés Rainforest Alliance

La misión más importante de este certificado sería proteger tanto los ecosistemas como las personas mediante la transformación de las prácticas del uso del suelo, las prácticas comerciales y el comportamiento de los consumidores.

Cafés UTZ Certified:

Este certificado establece normas mundiales para la buena práctica de la producción del café. Y su misión más importante es demostrar de donde proviene el café y cómo se produjo. Con su normativa intenta responder a dos importantes preguntas de los compradores de café: ¿de dónde proviene mi café? Y ¿cómo fue producido?

Los productores de este café certificado cumplen con el código de conducta que es el conjunto de normas reconocidas internacionalmente para la siembra de café, en forma responsable, social y ambientalmente y para un manejo eficiente de la propiedad, trazabilidad y seguridad alimentaria.

Cafés de Comercio Justo o Fair Trade:

Las relaciones comerciales de este certificado están basadas en el respeto y beneficio mutuo de las partes que forman la relación comercial. Se valora el trabajo de los productores, las leyes laborales, la seguridad social, la salubridad y el respeto por la conservación de los recursos naturales.

El sello de comercio justo es una forma de cooperación comercial destinada a mejorar las posibilidades de los pequeños productores y sus organizaciones.

CÓMO CATAR UN CAFÉ CORRECTAMENTE

 

CÓMO CATAR UN CAFÉ CORRECTAMENTE

Como en cualquier tipo de catación, esta empieza con el examen visual del producto que vamos a evaluar. Este primer examen nos proporciona  información muy importante acerca del blend y deberemos empezar ya a hacer las anotaciones oportunas, (punto de tueste, tamaño medio del grano, aspecto visual general,  así como cualquier otra particularidad que estimemos oportuna).

Una vez examinado visualmente, procederemos a evaluar el aroma del blend en grano, riqueza, amplitud, etc. y realizaremos las correspondientes anotaciones.

Al igual que en la catación de cafés a la brasileña, las muestras han de molerse por separado. Para esto, se pesaran los 6/7 gramos de café individualmente y se procederá a realizar la molienda con el punto de molido adecuado para este tipo de extracción y teniendo especial cuidado de limpiar el molino después de moler cada muestra.

Con las muestras recién molidas, evaluamos la fragancia del café molido así como las posibles distorsiones entre las muestras, anotando también toda la información obtenida y procedemos a depositar cada muestra en el porta filtro correspondiente para comenzar la extracción. Es conveniente realizar las extracciones de una en una para que la valoración sea lo mas fiable posible al no interferir una muestra con otra.

Por supuesto, para realizar la extracción, es imprescindible que todos los parámetros y metodología que definen  a un espresso (y que entiendo se tratarían en un capitulo aparte) se ejecuten con el máximo rigor, (limpieza, tiempos de extracción,  temperaturas, presiones, prensado, dosis y calidad del agua, tazas calientes, etc.)

Recién realizada la extracción, el primer aspecto a valorar debe ser la crema. Observaremos su estructura, consistencia, persistencia, color, etc.

Una vez realizadas todas las extracciones procederemos a seguir los siguientes pasos:

Paso 1.- Aroma

El aroma de la bebida debe evaluarse cuantitativa y cualitativamente.

Paso 2.- Probando la bebida

Se procede a probar la bebida para valorar cuerpo, acidez,  sabor, gusto residual y equilibrio de la misma, teniendo también en cuenta la cantidad y la calidad de estas sensaciones.

A diferencia de la catación por el método de infusión, la cata de espresso se realiza de la misma forma que el consumidor va a tomar la bebida, con excepción de la adición de azúcar, es decir, se beberá directamente de la taza un sorbo de café y se tragará como se hace con cualquier bebida preparada.

Al tratarse de una tipo de preparación que ofrece una bebida mas concentrada y que satura en mayor medida los órganos sensoriales del catador, es conveniente  realizar la catación con un número de tazas limitado que podría ser de 3 ó 4 por blend y de 1 o 2 blends por sesión.

Paso 3.-  Uniformidad y limpieza.

En este paso se evalúa la uniformidad de las tazas, así como la presencia o no de algún elemento relacionado con la limpieza, anomalía en la extracción, entre otras.

 

Esperamos que hayáis disfrutado con este artículo tanto como nosotros.

¡No os perdáis próximamente las noticias relacionadas con el café!