Tag Archives: emprendimientos

Como crear tu marca de café, emprender en tiempos difíciles.

El café es la tercera bebida más consumida en el mundo, solo por debajo del té y del agua y encima del vino, el chocolate y las sodas.

Esto quiere decir que es si bien es un mercado masivo, debes tener encuentra que si decides emprender y vivir de tu propia marca de café debes ser competitivo.

Lo primero que debes analizar es si quieres dedicarte a cultivarlo, a distribuirlo o a vendedor

Cultivar el café.

Para esto debes ser o convertirte en caficultor. Toma tiempo aprender sobre esto, es decir que si aún no lo has hecho, debes estudiar acerca de la siembra adecuada de la planta de café para obtener una materia prima ideal.

Distribuidor de café.

Tu papel es de un intermediario entre el productor o fabricante del café y un cliente o consumidor final. Un distribuidor de café es un emprendedor comprometido con los resultados de sus clientes, los cuales, en definitiva, redundará en buenos resultados para el distribuidor también.

Comercializador de café.

Si te quieres dedicar ya sea a venderlo directamente para el consumo final. Por ejemplo en un supermercado, tienda o en tu propio restaurante, bar o cafetería.

Una vez tengas definido a que actividad te quieres enfocar para convertiste en un emprendedor te recomendamos seguir las siguientes pautas:

1. Calidad y coste.

Analiza la calidad y el coste y establece un balance entre ambos. Un cliente exigente y conocedor, sin duda alguna, está dispuesto a pagar por la calidad del café y apreciará características como el tipo y el tamaño de grano, el tiempo que toma de diluirse en el agua y el tiempo de tostado, los mismos que serían menos relevantes si decides emprender con productos derivados del café como: tortas, galletas, chocolates y hasta productos de cuidado personal.

2. Dale un valor a tu marca.

Las marcas valiosas son aquellas que más valores intangibles tienen para sus consumidores. El valor de una marca está amparado en los valores que esta construye. Los valores que puede transmitir una marca son infinitos por eso te recomendamos enfocarte en aquellos que están alineados con tus valores. Tu eres la cabeza de tu propia marca y lo más destacable que tiene las marcas de emprendedores es que por lo general, nacen con la esencia de sus creadores.

3. Busca diferenciarte.

Es un factor primordial para tener recordación y diferenciarse de la competencia. Para ello debes investigar y conocer muy bien sobre tu audiencia o público objetivo. Las grandes marcas de consumo masivo, invierten millones de euros en estudios de mercado para lograr encontrar ese conjunto de diferencias que te volvería relevante frente a la competencia.

Pero si por el contrario, eres un emprendedor te recomendamos enfocarte en un nicho, es decir en un público objetivo reducido, lo cual no quiere decir que por ser pequeño no tendría rentabilidad. A veces sucede que, al ser tan exclusiva, tu marca puede volverse un buen referente para otras y así podrás crecer, e incluso expandir tu marca, con líneas y referencias nuevas.

4. El storytelling.

Crea una historia alrededor de tu marca. Por la naturaleza de su creación, las marcas emprendedoras enganchan a sus audiencias conectando emocionalmente con sus consumidores a través historias o vivencias. Estas deben ser creíbles, tocando la fibra de las personas y moverse entre lo racional y lo instintivo, generando una relación más robusta que una simple emisión del mensaje.

El storytelling por lo general, va ligado a los valores de una marca, y se construye a través de el nombre, la historia y la imagen.

5. Construye una marca.

Se firme frente a lo que te has planteado. Para que tu marca sea exitosa, debe estar alineada a tus principios. Construir una imagen de marca toma su tiempo, sé paciente. Periódicamente, analiza si estas siendo consistente y puedes buscar asesoría de un profesional si tienes duda pero no abandones fácilmente la idea de emprender, en estos tiempos mientras unos pueden ver el panorama un poco obscuro, para ti ¡puede ser una gran oportunidad!