Tag Archives: historia

Te sorprenderá el origen del café Espresso

Que el café es una bebida consumida a lo largo de toda la historia ya lo hemos mencionado varias veces en nuestro blog. Un fenómeno viral que, lejos de pasar de moda, sigue manteniéndonos enganchados día a día. Pero, ¿alguna vez te has preguntado de dónde viene el café Espresso? Probablemente se trate de la modalidad más consumida en todo el mundo. Desvelamos su origen en este artículo.

Para encontrar el nacimiento del café Expresso debemos remontarnos 1906, concretamente a Milán. Esta ciudad del norte de Italia acogía su Feria Internacional cuando Luigi Bezzera y Desiderio Pavoni presentaron al mundo el Espresso como bebida comercial.

El término Espresso (Expreso en español) surgía de la elaboración de este, puesto que suponía un avance realmente notorio. Se especula que el principal objetivo de Bezzera era acortar los descansos que se cogían sus empleados para tomar café. Por ello, su máxima motivación era el aumento de la productividad en su compañía.

Se preparaba moliendo muy finamente los granos de café y presionándolo en una máquina mediante agua atemperada. No obstante, los inicios no fueron del todo buenos. De hecho, en 1938 se patentó la que es considerada la primera cafetera moderna. Conseguía hacer fluir el agua sobre el café ya molido.

No obstante, la crema que desprendía, muy representativa del Espresso, no era muy bien acogida por los consumidores. Algunos incluso la apartaban, la consideraban mala.

Hoy en día el Espresso se ha convertido ya casi en un estilo de vida. Es uno de los principales atractivos de Italia. De obligada necesidad es disfrutar del ambiente en las cercanías del foro romano mientras degustas el tradicional Espresso italiano.

Pero, más allá de Italia, es un fenómeno mundial. Uno de los cafés más degustados a lo largo y ancho del mundo.

La historia del café

Como toda buena historia este producto deja al descubierto un extenso recorrido que comienza de Arabia hasta llegar a la bella Italia antes de adquirir el vocablo por el cual lo distinguimos en el idioma español: café.

Este producto nace de un árbol llamado cafeto. Y como las mejores viñas que producen el mejor vino tan solo en condiciones únicas, esta planta solo se produce en determinadas regiones situadas en climas subtropicales y en terrenos entre 600 y 1700 metros de altitud con clima caluroso y húmedo.

La semilla de este árbol se conoce como café, los cuales, tostados o molidos, son usados principalmente para preparar y tomar como infusión. El consumo de café se inició en Etiopía, donde se preparaban infusiones con sus hojas y frutos, mientras que los granos de café eran mascados. Curiosamente, en la actualidad los siguen mascando en territorios de África.

Los pueblos de religión y cultura musulmana jugaron un papel muy importante en la difusión del consumo del café y su cultivo fue muy importante, particularmente los árabes. La dispersión del café a Arabia ocurrió entre el siglo VIII y el siglo XIII y fueron los árabes quienes, hacia el siglo XV, lo consumieron primero.

Con la llegada de la Revolución Industrial, y en especial en el siglo XIX, se generaron los mayores avances en el procesamiento del café debido al auge de métodos mecánicos de tueste, molienda y preparación.

A principios del siglo XX se desarrollaron también métodos de conservación y empaque que permitieron desarrollar la expansión de su consumo a lo largo del siglo XX.

Recientemente, y gracias al desarrollo en tiendas de café, el consumo de este producto retomó uno de sus más importantes atributos, el de ser una bebida social, posicionándola entre los consumidores de las nuevas generaciones.