Tag Archives: posos de café

Los posos del café, perfectos para reutilizarlos.

Cuando alguien menciona la palabra “café” lo primero que se nos viene a la mente es una taza de esta deliciosa bebida pero esta vez te vamos a contar otras formas de usar los posos que quedan de este.

Una vez filtrada la cápsula de café ya sea para Nespresso o para Dolce Gusto, podemos aprovechar el residuo de café molido que queda en los empaques para muchas cosas beneficiosas para tu salud y aquí te damos algunas sugerencias sobre que hacer con los posos, que por cierto contiene muchos nutrientes, productos orgánicos y otras propiedades físicas que pueden aprovecharse.

Abono para tus plantas.
La naturaleza del café es ácida y es por esto que los posos son perfectos para abonar ciertas plantas que requieran tierra ácida para un mejor cultivo como: las zanahorias, los rábanos, los helechos, las azaleas, las camelias, las hortensias y las gardenias, entre otros.

Espárcelo alrededor de ellas y presiona levemente con tus manos para asentar bien la tierra, tus plantas te lo agradecerán mucho.

Quita los malos olores.
Después de picar ajos o cebollas, puedes aplicar un poco de estos en tus manos, frotar suavemente y enjuagarlas. Verás como te libras de ese olor tan penetrante que dejan estas dos hortalizas.

Asimismo puedes usar los posos del café para ambientar aquellos lugares de tu casa en donde se pueden acumular malos olores como armarios, basureros, la nevera. Mete un poco de posos completamente secos en bolsitas pequeñas de tela que puedan cerrarse y colócalas en los lugares donde desees minimizar ciertos olores.

Por último puedes agregar un poco de posos a tus velas sin aroma. Después de un rato encendida, apágala y aún con la cera caliente y derretida, agrega un poco de estos y déjala enfriar. La próxima vez que la enciendas, esa vela olerá a un delicioso café.

Aleja a tu gato de tus plantas.
A los gatos no les gusta mucho el olor del café. Hierve los posos de café molido, déjalo enfriar y viértelo en un frasco con atomizador. Rocía alrededor de las plantas que él suele morder y si agregas unas cáscaras de limón, dudamos que se vuelva acercar a ellas.

Haz una mascarilla para el acné.
¡Una de nuestras preferidas! Debido a su textura, el café molido remueve las células muertas de la piel y esto hace que sea ideal para exfoliar tu rostro y también la piel de cuerpo agregando un poco de aceite de oliva para suavizarlo un poco.

Te compartimos una formula 100% natural para librarte de esos molestos granitos de tu cara.


En un pequeño recipiente de vidrio o cerámica mezcla dos cucharadas de posos de café, dos cucharadas de yogur natural sin azúcar y 1 cuchara de miel de abejas y aplica esta mezcla sobre tu rostro uniformemente.

Deja reposar alrededor de 10 minutos y luego masajea las partículas de café delicadamente con movimientos circulares. Retira con agua tibia y seca tu cara con una toalla limpia. Lo ideal es hacerla dos a tres veces a la semana para obtener mejores resultados.


Limpiar ollas y sartenes.
La textura de los posos es perfecta para cumplir esta función. Solo tienes que echar un poco de esta sobre la esponja de lavar platos, dejar unos minutos reposando y luego enjuaga con abundante agua. Verás como quita cualquier sobrante de comida. Solo asegúrate que no sea en utensilios anti adherentes porque puedes rayarlos.

¡Y aún hay más! No solo puedes aprovechar los posos, también puedes hacerlo con el empaque de la cápsula pero esas ideas te las daremos en otro artículo.

CLIC AQUI SI TE INTERESA